Ahorra agua

El agua es un recurso natural indispensable para que se lleven a cabo las funciones bioquímicas de las plantas.

El riego por aspersión es la acción de aportar esta agua de manera artificial y controlada. Un sistema automatizado te da la tranquilidad de que tu jardín recibe el agua que necesita en el momento que lo necesita.

El sistema de riego por aspersión ahorra un 60% de agua y elimina la necesidad de que alguien realice de esta tarea.

                                                    Captura de pantalla 2015-11-04 13.46.54